CENSURA EN LOS ESTADIOS Y DOMINGOS SIN GOLES.

A causa de la todo poderosa “rentabilidad”, mezclada con mezquindad y discriminación impuesta por la Asociación Nacional de Fútbol, los ciudadanos que comúnmente veíamos los noticieros nacionales los días domingos, con el objetivo de ponernos al día con los goles del fútbol chileno, de la noche a la mañana tuvimos que conformarnos con el relato “con fotos” de los canales de televisión abierta, sin apoyo de imágenes de goles, acciones dudosas de árbitros o jugadas polémicas. Es que después de la venta de los partidos del campeonato nacional a través del CDF, a los empresarios del fútbol nacional también se les ocurrió vender o canjear el resumen diferido de los goles que nos pertenecían a todos.

Con esta medida fuera de toda “libertad de ser informado oportunamente” el fútbol nacional dejo de ser “el deporte popular de todos”, y el quiera ver este deporte hoy debe contratar la señal del CDF por un mínimo de 6.990 pesos, a través de un operador de cable, o ver los goles desfasados, los días lunes, en los canales de la televisión abierta.

Este tema no solo es complejo para los telespectadores sino que se ha transformado en un dolor de cabeza para los mismos canales de televisión abierta (Canal 13, TVN, Mega, Chilevisión, UCVTV) que reciben el material envasado y editado por el mismo CDF (bien atrasado para que pierda su valor), sin que estos tengan opción a recopilar sus propias imágenes en la cancha o ver con otra mirada informativa aspectos interesantes como el arbitraje u otrasque pudieran ocurrir mientras se desarrolla el encuentro al interior del recinto deportivo.

La labor periodística en el fútbol se ha visto fuertemente restringida, ya que hoy la ANFP y los clubes deportivos que la componen tienen el poder de censurar, limitar y hasta despedir “injustificadamente” a quien se oponga a sus terminos, situación que ocurrió a mediados del año 2014, cuando el CDF despidio a un grupo de periodistas que abiertamentedeclararon y acusaron que en el fútbol chileno hay “abuso de poder”, para los profesionales: “el despido fue fundamentado en presiones de ciertos grupos de poder que se vieron molestos por un trabajo profesionalmente realizado, atentando contra la libertad de expresión y de trabajo que tanto ha costado resguardar y reconocer en nuestro país”.

Desde ese minuto la cuestión paso de ser un tema comercial a uno en el que se está transgrediendo la “libertad de expresión”. Con razón existe un grupo de futbolistas que piensa que el campeonato nacional está arreglado, es cosa de ver como se opera al interior de la ANFP de forma poco transparente, controlando y censurando la información que llega al público general y los medios de comunicación abierta, sin dejar ningún tipo de espacio para informar, opinar y menos para criticar a los dueños del fútbol nacional.

La ANFP ha hecho un excelente negocio con “la pasión de multitudes”, y poco a poco lo han transformando en un espectáculo oscuro, lleno de preguntas sin respuestas, con poca información y transparencia. Hoy es más fácil ver y disponer de toda la información e imágenes de un partido en extranjero, en el que participan futbolistas chilenos, que uno que se juega en la Cisterna.

Mal por el futuro del fútbol chileno que hace rato está dando que hablar por cuestiones turbias. Mal por censurar a futbolistas y periodistas deportivos, asunto que resulta inconcebible en un país como el nuestro, y muy mal por discriminar a millones de chilenos que se han alejado del fútbol porque no tienen para pagar siete mil mensuales para ver la señal deportiva que monopoliza todos los partidos del fútbol nacional.

ANFP pónganse la mano en el corazón (si algún día lo tuvieron) sería bueno que al menos nos devolvieran los goles el día domingo, no es mucho pedir ¿o sí?

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *