CHILE: LÍDERES EN EL RANKING DE DESIGUALDAD MUNDIAL.

Se transformó una tradición que cada diez años el Obispo Alejandro Goic, se acuerde y fije un salario ético mínimo, que hoy en su opinión “espiritual” debería estar en los $ 400 mil pesos mensuales, y con ello la iglesia abre nuevamente la discusión de la desigualdad y la distribución poco equitativa de la riqueza en nuestro país.

Recuerdo que el año pasado (enero 2015) nos visitó Thomas Piketty un economista francés especialista en desigualdad económica y distribución de la renta a nivel mundial. En su visita entregó una serie de datos reveladores acerca de nuestra economía y su distribución, siendo lapidario en su visión de nuestro país; en esa oportunidad comento:  “La gran parte de los que ganan más ingresos no necesariamente lo reciben como ingreso personal sino que lo pueden colocar en empresas y si incluyen utilidades retenidas y se atribuyen al ingreso personal, entonces, la participación del 1% más rico sería cercana al 35% (de la riqueza en Chile), que sería el nivel más alto del mundo, superior a Estados Unidos incluso.

En pocas palabras Piketty nos dijo en la cara, que éramos el país más sinvergüenza en el que había estado, cuestión que obviamente sabíamos hace ratito todos los chilenos. Para poner la guinda de la torta nuestro país no solo es visto de manera inequitativa por los expertos internacionales, sino que también hoy aparecemos en el ranking del Banco Mundial entre los países con más desigualdad comparándonos con países africanos, y de este continente como Honduras (6to en el ranking), Colombia (7), Brasil (8), Guatemala (9), Panamá (10) y Chile (14).

Lo peor de todo para nosotros es que este ranking detecto que países de ingreso mediano bajo, identificados como pobres como Honduras y Guatemala, tienen prácticamente el mismo nivel de desigualdad que otros de ingresos medio-altos o altos como Chile.

El problema ahora será esperar a que se pongan de acuerdo los políticos con los empresarios, con cueva dentro de ocho años más, para darle a la gente más pobre un poco de miguitas de caridad, y de paso hacerle un favor a los curitas que cada decenio se acuerdan y levantan la voz ante la opinión pública sobre la desigualdad, la explotación y los sueldos miserables de los trabajadores en chilito.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *