MALDITA MODA: MAL GUSTO Y SUPERFIACIALIDAD

Al jet set chilensis le faltaba un grupo de ociosos altaneros que calificara, con parámetros europeos de medio pelo y gringos chabacanos, la forma de vestir de aquellos que se hacen llamar “estrellas” de la farándula nacional. Para muchos televidentes este programa se ha consolidado como un recuento de la pobreza mental de quienes siguen distorsionada y provincialmente las tendencias de la moda, dejando claro que la televisión “ridícula y superficial” se instaló definitivamente en nuestro país.

Desgraciadamente la gente piensa que este grupo de “especialistas de palo” tiene algo que aportar al gusto y refinamiento nacional. Lo que estaría bien si al menos un par de estos “gurús” se vistieran conforme a lo que predican.

Es triste ver como este grupo de críticos comentan y dan opiniones cuando no le han ganado a nadie, muchos de ellos con mediano reconocimiento nacional y cero internacional; personas comunes y corrientes hablando desde su sentido común, que se contradice con el rigor, precisión y estructura que tienen aquellos quesaben de estas materias.

Me di el tiempo de mirar un par de capítulos con la intención de ver un progreso de uno a otro y me queda con la sensación de haber visto un programa ridículamente elitista, extremadamente “cahuinero” en su forma, acosador, superficial, discriminatorio y hasta cómico por la seriedad que le ponen a sus consejos, marcados por apreciaciones personales intuitivas y de mal gusto de la ex actriz y hoy conductora Francisca García Huidobro, que en vez de beneficiar resultan anti estéticas.

Chilevisión hace rato apuesta a programas baratos, de corte elitista “rasca”, destinado a públicos populares que ven en estos estereotipos cliché el sueño que les prometen las tiendas comerciales, las cuales por su parte están dispuesta a pagar y fomentar este tipo de programas que estimulan sus ventas con artículos y accesorios “previamente libreteados” para los que sus conductores trabajan y se comportan como verdaderos vendedores de tienda.

Malo, malo, malo…

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *