PERIODISTA RACISTA AHORA QUIERE DEMANDAR A SU VÍCTIMA..

Debo confesarles que tras ver la actitud vandálica de una reportera húngara, que mientras reporteaba con su cámara el paso de emigrantes sirios en un control fronterizo con serbia, aprovecho de golpear sádica y “maleteramente” a un hombre mayor y su hija indefensos, se me escapó: “que se cree esta reportera de mier…”, y créanme que ese fue el calificativo más dulce que les puedo confesar.

La reina xenofóbica del periodismo “a patadas” se llama Petra László y pertenecía al canal privado N1, vinculado con el partido de extrema derecha Jobbik de Hungría, quienes tras ver la grabación de las andanzas de su reportera psicópata le dieron una buena “PLR” al reconocer su acción y no querer dar explicaciones. Lo más increíblemente retorcido de todo es que inicialmente no quiso disculparse, pero pasados los días fue tanta la presión, las amenazas de muerte, el inicio de un proceso judicial en su contra por vandalismo, junto al desprecio de una parte importante de su país, que no le quedó otra opción  que disculparse públicamente, con cara lastimera, a quienes se habían visto afectados por su aberrante proceder, entendiendo que por esta “chifladura” ahora arriesga entre 5 y 7 años de cárcel en su país.

Lo último que sabemos de esta “tipa maldadosa” es que ahora, en contra de toda lógica, quiere demandar a su víctima, el zancadilleado Osama Abdul Mohsen, a quien acusa de haber cambiado su declaración en la que inicialmente acusaba a un policía de toda esta acción.  “Mi marido quiere demostrar mi inocencia. Ahora se ha convertido en una cuestión de honor”, declaró la reportera al rotativo ruso Izvestia. Sin comentarios…

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *