LA GUERRA DEL PACÍFICO: 21 DE MAYO FECHA LÍMITE PARA LA PRESIDENTA BACHELET

La paralización de los pescadores en Chiloé, y de la Región de los Lagos en general, ha derivado en el malestar del gremio artesanal a nivel nacional, generado artificialmente por un gobierno incapaz de resolver los conflictos, ceder los espacios necesarios y lograr un acuerdo que beneficie a todos por igual.

Mientras en Santiago el tema político es el “tongo” de las primarias de la Nueva Mayoría, que realmente no le interesan a nadie, los pescadores de Chile iniciaron un camino sin retorno para este 21 de mayo, día de las glorias navales, momento en que la presidenta Bachelet tendrá que dar cuenta de la situación del país y cuáles serán las medidas que tomará para dar solución a los requerimientos de varios sectores de la sociedad.

Los pescadores van a estar “paraditos” en el puerto de Valparaíso, escuchando atentos los anuncios de la presidenta, y les aseguro que de no remediarse una serie de puntos de la absurda y corrupta “Ley de Pesca de Pablo Longueira”, lo más probable es que todo se vaya a las pailas y se frían definitivamente “los cabezas de pescado” que están provocando este conflicto.

Para más remate el gremio de estudiantes amenazó con radicalizar su movimiento si la presidenta no dice las palabras mágicas “educación gratuita y de calidad, real”, lo que anuncia un invierno bien calentito en protestas, cortes de camino, correteos y desmanes de todo tipo.

La autoridad está llamada a servir a la nación, y a dejar de una vez por todas de “servirse a la nación”, el ministro de interior Jorge Burgos debe entender que los costos del enfrentamiento entre policías, trabajadores y estudiantes honrados debe evitarse a toda costa, ya que es mejor invertir los recursos en la gente que necesita ayuda de su gobierno, en vez de malgastar los recursos de todos en bombas lacrimógenas, pérdida de vidas y heridos, y daño a la propiedad pública y privada que trae un conflicto de estas proporciones.

Pero de seguro a Bachelet y su séquito inoperante, se les escapa de las manos esta situación, lo que va a resultar imperdonable para aquellas familias que resulten afectadas por la “soberbia” y la imposición obligada de un puñado de chilenos que no tienen ni una pizca de “sensibilidad social”.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *