LUCRO UNIVERSITARIO: “QUE SE CAGUEN LOS ESTUDIANTES”.

Cuando los estudiantes salían a marchar por una educación digna y de calidad aparecen, una vez más, los intereses mezquinos y vende patria de siempre.

El negocio de las universidades privadas, a precios que estipule el mercado, en las que se va a endeudar a miles de futuros estudiantes universitarios, es el objetivo del proyecto de ley que, en contra de toda idea o pensamiento social o de izquierda, hoy busca permitir el lucro en las universidades que no tengan apoyo estatal. Así lo quieren los senadores Andrés Zaldívar (DC), Fulvio Rossi (PS) y Carlos Montes (PS).

Para estos “tres tenores del lucro”, y pseudo izquierdistas, la cosa es bien sencilla, abrir el mercado y legislar para que nazca “la empresa educativa en Chile”, esa que viene llena de incentivos debajo de la mesa del profesor y que sólo está interesada en producir, metiéndose por el “culo” la calidad educativa que reciba cada estudiante en nuestro país.

Para Montes, Zaldívar y Rossi, la educación debe generar muchas lucas a los empresarios, y es momento de transformar a los estudiantes en consumidores de un servicio más del mercado, amparando su “lucro educativo” en una regulación trucha que los mismos parlamentarios controlan, y que pueden cambiar o modificar siempre y cuando les dejen platita en el sombrero.

No me esperaba menos de los mismos vende patria de siempre, que le venden al mercado bienes y servicios de interés público nacional, con el único fin de recaudar platitas extra, entre sus clientes frecuentes, para gastar en las próximas municipales 2016. Los electores que votaron por estos tres “inconsecuentes políticos” deben estar avergonzados con sus proyectos de ley “viciados” que friegan directamente a los estudiantes y sus familias.

Si votó en su momento por alguno de estos tipos mala clase, le recuerdo que usted también es culpable de apoyar estas ideas que buscan vender nuestro bien más preciado que es y será la educación.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *