PONCE LEROU: EL YERNO DE PINOCHET QUE COMPRÓ A LA IZQUIERDA CHILENA.

Ni en sus sueños más retorcidos el general Pinochet algún día pudo llegar a pensar que uno de sus yernos más aventajados iba a perpetuar y continuar no sólo los negocios de la familia, sino que obtendría dominio total sobre un grupo de políticos socialistas y de izquierda, con los cuales ha mantenido y protegido su poder hasta nuestros días.

Ponce Lerou sin duda es el orgullo de la familia Pinochet, superando incluso a los propios hijos del general que se estancaron en los tiempos de la “gesta heroica genocida” llevada a cabo por su padre. Quien iba a pensar que el legado del dictador chileno más sangriento del siglo XX iba a perdurar en manos de un empresario hábil que entendió la esencia misma de la política nacionallucas por influencia”, pagando campañas políticas y llenando los bolsillos de un grupo de políticos que prostituyen sus ideologías al mejor postor.

Si algún “subnormal” no entiende aún porque la constitución ochentera de los desaparecidos Pinochet y Jaime Guzmán sigue más viva que nunca, este es el momento que tienen para “juntar los palitos para armar el puente” y entender que en Chile hemos vivido engañados por una serie de pseudo izquierdistas o más bien “impostores con influencia política” que se han llenado los bolsillos a costa de ceder y vender a precios de oferta, espacios y bienes que son de todos los chilenos.

Dicen por ahí que todos tenemos nuestro precio, pero los montos que hemos visto en los casos de corrupción política son simplemente miserables en comparación a los beneficios multimillonarios que han ganado algunos empresarios inversores en política. ¿Cómo es posible que la influencia valga tan poco en este país? La respuesta es simple hay mucha oferta para vender poder por parte de la clase política, todos quieren sacar luquitas ofreciendo servicios en lo suyo, y por eso es fácil para un empresario comprar “a coimeros” en todos los sectores. Hace ratito el mercado de los vende patria está abierto y es baratísimo, sino pregúntenle a Moreira y su publica conformidad con los raspados de la olla de Penta o a Marco Henríquez Ominami por la platita que recibió de un familiar directo que asesinó a su padre.

Ponce Lerou es el pinochetista más exitoso que ha conocido nuestro país, ya desde el año 1993 en plena democracia de Aylwin, con la ayuda de la izquierda chilena solidificó su imperio, heredado claro está, por su suegro el general, mismo que le debe haber enseñado en detalle los secretos íntimos de los “humanoides políticos”, que siempre aparentan ante las cámaras mucho show idealista y compromiso social, levantando el puño izquierdo, pero que en realidad subterráneamente son simples negociantes o revendedores miserables de lo que alguna vez fue de todos los chilenos.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *