PRENSA DEPORTIVA VS ARTURO VIDAL.

Para algunos comentaristas deportivos el problema de Arturo Vidal es un tema de ética deportiva, para otros falta de educación y comportamiento, para otros es que se le perdona todo y nadie lo corrige, etc.

Para mí, es la pobre opinión de los mismos comentaristas chaqueteros de siempre, mezclando el deporte con la vida personal. Porque entienda señor lector que la gran mayoría de los comentaristas deportivos (que no han sido futbolistas) tienen una especie de contradicción interna con el deporte que critican, como si fueran expertos de algo que nunca han practicado profesionalmente. Es una especie de envidia interna, una obsesión por algo que no han vivido en carne propia, que no los diferencia en nada de un hincha común y corriente, que tiene su propia opinión acerca de este juego.

Haga lo que haga fuera de la cancha Vidal es un grande del fútbol, eso es incuestionable, por algo lo adoran en Alemania, el mejor futbol del mundo, donde le pagan una millonada; pero también es un muchacho “de carne y hueso”, que tiene que aprender de la vida, y darse un millón de porrazos más. ¿Qué periodista deportivo puede entrar a ponerle apellidos a un joven virtuoso y a calificarlo por su conducta fuera de la cancha?, hay tantos colegas con “tejado de vidrio”, que predican pero no practican, que venden pomadas simplemente ridículas en los noticieros centrales, que hablan de verdad o de ética como si fueran “apóstoles de la pelota”, que incluso se emocionan y pelean por las estupideces que inventan con un par de fuentes “ociosas” que los incitan al error.

¿Un comentarista deportivo le va a cerrar la puerta a un jugador de elite como Arturo Vidal, para darle una lección moral? Lo dudo, y quién lo crea “tiene un serio problema mental”. En esta nueva etapa del futbol nacional no hay espacios para los “agoreros palabrudos”, sino para quienes entienden la profesión misma del futbolista, las circunstancias y complejidades humanas de la vida, que son las mismas para todos, incluso para la prensa.

Paren un ratito el chaqueteo con Vidal, o busquen pega en algo más farandulero como “Primer Plano”, ahí les puede ir bien hablando de la vida privada de la gente, en que auto andaba, si lo choco o no, cuanto tomo y donde estuvo detenido. No se olviden que ustedes tienen la suerte de tener al “Rey Arturo”, y él los tiene a ustedes, al parecer más en contra que a favor, pero como dicen en chilito: “es lo que hay”.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *