EL NEGOCIO DE ALGUNOS COMUNICADORES PARA INFLAR O ELIMINAR A FUTBOLISTAS.

Es sabido en el ambiente de la prensa deportiva que existe un submundo de comunicadores, profesionales y otros hechos a pulso, quienes desde sus respectivos medios de comunicación trabajan en conjunto con dirigentes y agentes del fútbol nacional, “inflando o desinflando” futuras promesas del balompié. El “modus operandi” es simple, se llama al periodista o al comunicador y se le pide que destaque desde su medio la figura de tal o cual jugador, ya sea profesional o en vías de serlo, realzando exageradamente sus condiciones, con el objetivo de poner rápidamente estos nombres en vitrina para venderlos a clubes nacionales o extranjeros.

Lo mismo ocurre con la dirigencia del fútbol nacional quienes tienen a sus “pingos amigos” de la prensa para frenar cualquier tema que les pueda complicar, opinando y protegiendo situaciones de contingencia,o bien propagar de manera efectiva la imagen institucional de cualquier club, en los medios de comunicación.

Pero así como existe un grupo de comunicadores que saca platitas extra a fin de mes, con estos servicios especiales, existen otros que no le venden su opinión a nadie y reconocen que esta actitud no solo va en contra de la ética profesional de un comunicador y su medio, sino que también provoca un tremendo daño al periodismo nacional, que es cuestionado por un público cada vez más exigente y atento a este tipo de manipulación y engaño.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *