METRO DE SANTIAGO: 10 RAZONES POR LAS QUE BRINDA UN MAL SERVICIO.

Un servicio que gana millones de dólares transportando al año un promedio de 700 millones de pasajeros no puede darse el gusto de tener un servicio defectuoso, que genere constantemente inconvenientes de desplazamiento y pérdida de tiempo a los pasajeros, y menos emergencias que puedan haber sido evitadas con un buen servicio de mantenimiento.

La realidad es que el metro santiaguino deja bastante que desear, y todo lo que los usuarios puedan opinar de este servicio a sus autoridades a estas últimas parece no importarles en nada, manteniendo permanentemente la fragilidad de este sistema de transporte, que para muchos se maneja “con grados de improvisación”.

A continuación, detallamos las quejas más frecuentes de los usuarios a este tipo de transporte capitalino:

  • Servicio de transporte caro para el deficiente e incómodo servicio que brinda.
  • Robos permanentes debido a la falta de personal de seguridad en cada estación.
  • Poca cantidad de trenes en horas de punta, lo que genera atochamiento e incomodidad de los pasajeros.
  • Interrupción permanente de los recorridos, retrasando el desplazamiento continuo de los usuarios.
  • Uso de trenes antiguos en estado deficiente que manifiestan sonidos de motor, ruedas y cortes de energía que estresan a los pasajeros.
  • Sistema de aire acondicionado deficiente, en invierno y verano, tanto en trenes como en estaciones.
  • Falta de criterio y modales de los encargados de andén que empujan a los usuarios para ajustarlos al interior de los carros en espacios atiborrados de gente.
  • Falta de infraestructura eficiente que separe al público de los andenes del tren, lo que hoy permite un fácil acceso para delincuentes, suicidas, incluso perros.
  • Falta de asientos en carros acondicionados para trasladar, abarrotadamente, grandes cantidades de personas en horarios punta.
  • Mal trato e información deficiente por parte de guardias de seguridad y encargados de anden.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *