DEMANDE USTED MISMO (SIN ABOGADOS CHUPASANGRE) EL ACOSO TELEFÓNICO DE LAS EMPRESAS COBRADORAS.

Si usted pensaba que no había nada que hacer ante las llamadas insistentes de cobranza de su compañía de telefonía, cable, banco u otros le cuento que en un fallo unánime La Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección presentado contra de Movistar por acoso telefónicos a uno de sus clientes morosos.

El tribunal acogió la acción cautelar después que determino que el actuar de la empresa cobradora era “arbitrario, irracional e injustificado”, señalando también que: “existe un ámbito de protección de las personas que se encuentra precisamente referido a su integridad psíquica, que no puede ser vulnerado por los proveedores aún en caso de deudas, sino que debe recurrirse a los procedimientos ordinarios de cobranza judicial, bastando con poner en noticia del deudor la existencia de la obligación impaga, sin que tenga justificación bajo ningún aspecto incurrir en un  verdadero acoso telefónico a un deudor…”

Todo lo anterior significa que de hoy en adelante las empresas de cobranza deberán moderar los llamados a clientes morosos y queda en manos del cliente poner a través de un abogado o como persona natural (usted mismo sin necesidad de un abogado chupasangre) el recurso de protección correspondiente (un escrito simple dirigido al juez explicando su situación) en tribunales para evitar que se le siga llamando por cobros atrasados.

La próxima vez que lo llamen por deudas dígale a su cobrador que si lo llama nuevamente lo va a demandar “personalmente” por acoso, y que la insistencia le puede salir más cara de la deuda que usted tenga o pueda tener.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *