SENAME: REFLEJO DE LA MEDIOCRIDAD DE LOS GOBIERNOS.

Por: Merluza Chilensis

Twitter: @merluchilensis

Ardieron las redes sociales cuando se dio a conocer la situación deplorable en la que se ha mantenido a miles de niños en el SENAME, organismo estatal creado con el propósito de proteger”  los derechos de los menores y adolescentes. Además está encargado de supervigilar la  adopción de menores. Entró en vigencia el 1 de enero de 1980, bajo la dictadura de A. Pinochet.

Conforme pasan los días, nos hemos enterado de la muerte de muchos niños bajo la supuesta “protección” de este lugar, 185 menores es la cifra “formal” entregada por el gobierno. Unicef entregó  una diferencia de aproximadamente 60 casos más.

La Ministra de Justicia en lo que algunos llaman “lapsus” y en lo que yo llamaría la mayor estupidez que alguien puede decir, más aún en su rol,  llamó a los niños “stock”. Es tan obvia su falta de respeto por los niños al llamarlos de esa manera tan aberrante que prefiero abstenerme de comentar más al respecto. Simplemente decir, que hay  gente que al parecer no ha sido parte del proceso evolutivo y se ha quedado como un ser primitivo, básico. Independientemente del cargo que tenga.

Cambios de directores, quejas de los funcionarios, reclamos varios, querellas y la indignación generalizada de  un país que hasta hace poco creía que el SENAME cumplía con su responsabilidad de “PROTEGER”  a los menores. Nos enteramos que estás denuncias de maltrato, de muertes, de negligencia no son recientes. Estas denuncias llevan años en carpeta, son años de pedir ayuda para estos menores al gobierno, a ministros, senadores y diputados. De agotar instancias para que pusieran atención en lo que sucedía en el SENAME y la respuesta fue el silencio, ese silencio maldito que ahora los hace cómplices a todos quienes pudieron ayudar y no lo hicieron, a aquellos profesionales que muy difícilmente no se “enteraron” de lo que allí sucedía y que callaron o la situación sería muy distinta. Es el deber de todo profesional denunciar las malas prácticas que observe. Es el  rol “ético y moral” e inexcusable que todo profesional del área social y de la salud tiene para con la sociedad. Cómo es posible que pasaran tantos años sin que el gobierno hiciera algo al respecto, cómo es posible que no pudieran evitar esas muertes y cómo es posible que lleguen a ese nivel de ineptitud, sin embargo y como dice el dicho, todo cae por su propio peso y hay muchos que en este momento van en caída libre y sin paracaídas.

Todo lo que se pueda decir respecto del  SENAME  en estos momentos queda al debe cuando se observa  la desprolijidad de las gestiones. Más allá de las formalidades y estructura, indigna la falta de amor y de vocación de quienes estaban a cargo de estos niños. El atropello de los derechos de estos no tiene parangón.  Así mismo, es proporcional a la decadencia miserable, propia de mentes que solo utilizan la cabeza para que alguien se la cubra con un paraguas.

Esta situación no puede quedar bajo la alfombra como pareciera ser la tónica de nuestro país y es por eso que como ciudadanos tenemos la responsabilidad y el derecho de fiscalizar que todas las instituciones funcionen como corresponde y que el gobierno, sea cual sea, haga su trabajo, que es velar por el cuidado y protección de aquellos más débiles, como en este caso, lo son los niños en condición de vulnerabilidad del SENAME. Es tiempo que Chile despierte. Es tiempo de sacar la voz y decir BASTA DE EXCUSAS!!!.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *