FIDEL CASTRO: AMADO Y ODIADO

Nadie puede negar que con la muerte de Fidel Castro el mundo ha perdido uno de sus personajes más relevantes. Para algunos es un libertador, un reformista preocupado de los derechos del pueblo, que los saco del analfabetismo y los llevo a ser una sociedad reconocida y respetada internacionalmente, mientras que para otros es un dictador despiadado, que violó sistemáticamente los derechos humanos y se mantuvo impositivamente en el poder hasta su deceso.
Castro desafió a la oligarquía empresarial y política estadounidense y mantuvo por décadas un discurso único e independiente al resto de América Latina y el planeta. Fidel Castro fue un revolucionario de izquierda atrevido, polémico y contestatario, que mantuvo a sus opositores en todo el mundo pendiente de sus acciones y fue capaz de darle continuidad a su postura crítica y revolucionaria, a pesar de las contenciones económicas y acciones políticas urdidas por naciones que buscaban desprestigiar y destruir su modelo social.
Sus detractores podrán decir que Castro promovió una dictadura violenta, que obligo a los cubanos a seguir su régimen o enfrentar la represión, y no les dio ninguna posibilidad de seguir otras alternativas ideológicas, apartándolos de la llamada democracia y de la libertad económica individual promovida por occidente. Lo que sus opositores no podrán negar es la valentía que tuvo este latinoamericano para generar una revolución en contra de los intereses del imperio más poderoso del planeta y menos desconocer su solidaridad permanente con los más desposeídos, que vieron en su obra un “salva vidas” para salir de la pobreza y poder subsistir en un país que, antes de la revolución cubana, presentaba niveles intolerables de desigualdad y explotación de sus ciudadanos.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *