HOMECENTER SODIMAC: EN EL POZO DEL DESPRESTIGIO

Lo que no se entiende del conflicto laboral de Homecenter Sodimac es que su controlador Sandro Solari haya sido tan miserable y mezquino al no aceptar el 7% de reajuste que pedían sus trabajadores, más un bono de termino de conflicto, y no haya sido capaz de calcular los millones de pesos diarios que le iba a generar el extenso paro de actividades de sus trabajadores. A esto hay que sumar el desprestigio social que está sufriendo su marca comercial, que hoy es cuestionada y criticada por todos, no solo por su mal manejo en este conflicto, sino que también por el maltrato y la forma denigrante de tratar a sus trabajadores.

Durante años esta empresa trabajó una imagen de compañerismo, ayuda y apoyo a sus consumidores, imagen que al parecer no correspondía a la realidad ya que los dueños de esta marca por estos días ni siquiera pueden ayudarse a sí mismos y menos a sus trabajadores. De la noche a la mañana Homecenter paso de ser un referente de la industria de los productos de construcción y el hogar a ser un grupo de inversionistas explotadores, que abusan descaradamente de sus trabajadores.

Es obvio que si son capaces de explotar a sus trabajadores con sueldos miserables, y hacerlos pasar por un escandaloso y bochornoso reajuste salarial, no deben tener contemplación a la hora de aprovecharse de sus consumidores, por lo que si compras en este tipo de tienda te recomiendo que cotices bien y te asegures de la calidad de productos que estas comprando.

Desgraciadamente los que siempre ponen la cara y son humillados son los trabajadores y en el caso de esta empresa que se hace llamar “La Casa de Chile”, no sólo va a tener que dar cuanta a la ciudadanía por sus acciones lamentables anti sindicales, sino que se va a ver obligada a pagar millones “de dólares” en publicidades para recobrar la confianza de sus consumidores, que están espantados por su proceder abusivo, soberbio y miserable.

Sin duda alguna el famoso dicho “el miserable paga el doble” le queda como anillo al dedo al “papiche” de Sandro Solari y su familia.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *