DESPUÉS DE DÉCADAS TRAS LAS REJAS UN GRUPO DE MILITARES CONDENADOS POR CRIMENES DE TORTURA, ASESINATOS Y DESAPARICIONES AHORA PIDEN ¿PERDÓN?

Quienes piensan que las personas que piden perdón por asesinar, violar, torturar y desaparecer, un cuerpo mutilándolo en varias partes para que nadie pueda encontrarlo, lo hacen por arrepentimiento, conciencia, madurez o simplemente porque “una luz divina” de la noche a la mañana los sano de su maldad, se equivocan fatalmente y de paso se hacen parte de una forma de impunidad maligna y poco ética al tratar de hacer valer derechos legales a estos condenados, que en su momento no fueron capaces de darle estos mismos beneficios a sus víctimas.

Un condenado que pide perdón estando preso con varias cadenas perpetuas consecutivas en el cuerpo, en un momento en que la justicia chilena está echando pie atrás para mantener en la cárcel a condenados por crímenes cometidos en la dictadura del general Pinochet, lo único que busca al pedir perdón por sus crímenes es lograr sensibilizar a la autoridad sobre su caso particular y ponerse a la cola para obtener  futuros beneficios que otorga la justicia a los llamados “condenados arrepentidos”, y con esto tratar de salir de la cárcel vía secretaria.

Un militar que ha manchado sus manos con la sangre de sus víctimas y ahora muestra arrepentimiento, debería actuar con hombría asumiendo sus actos y no andar haciendo shows comunicacionales, respaldado por un sector derechista de la iglesia católica, para tratar de dar lastima y ver si alguien en Chile lo puede perdonar por los crímenes a los que la sociedad ya los condenó.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *