CHILENOS SOBREVIVIENDO AL FUEGO Y LA CORRUPCIÓN

Psicóloga: Maite Guzmán.

Twitter: @merluchilensis

Comenzamos el 2017 con un balde de agua en la cara y casi literal, este vital elemento ha sido el símbolo al que todos hemos apelado para extinguir las llamas infames de la devastación. La pachamama está herida. Su flora y fauna está de luto y nosotros, todos los chilenos, en el dolor de perder un ser querido o el hogar. No podemos perder la empatía ni la capacidad de asombro, es la fuerza que nos va a permitir surgir desde las cenizas. En nuestra herencia mapuche, está esa fortaleza. El salir adelante pese a las dificultades. Como decía mi amigo Guille Bastías, los chilenos somos “sobrevivientes” y en estos días, ha quedado más que demostrado.

Redes sociales atestadas de polaridades, conveniencias políticas, indignación, acusaciones, mentiras, desahogos, llanto, risa, generosidad, agradecimientos, gestos que emocionan y remecen el alma, los mismos que en un profundo suspiro (como dice la canción) con una pala y un sombrero a vencer y reconstruir el destino.

En este clima confuso, de perplejidad y esperanza, se está pidiendo la cabeza de la máxima autoridad. ¡¡¡Renuncia Bachelet!!! Es el grito silencioso que abunda. El pueblo está estresado y enojado. Nos hemos dado cuenta que la ineptitud, en lo que a prevención de catástrofes se refiere, llega a grados “miserables”. No hay justificación que valga, y si algo queda claro en cada catástrofe es que somos más reactivos que preventivos. Sin embargo, esto no es privativo del gobierno de Bachelet. Desde que Chile es Chile, pareciera que el pase de la prevención no ha sido una prioridad.

Los chilenos, tomando un café arreglamos el mundo y damos cátedra de lo que se debe o no hacer en estos casos y vamos criticando, en eso también somos campeones, en la práctica, TODOS somos responsables de lo irresponsables que hemos sido.

¿Debe renunciar Bachelet?… ¿debe pagar los platos rotos de todos los gobiernos anteriores?… ¿debe seguir siendo castigada o hostigada por todos nosotros?… ¿estamos siendo justos? o es queestamos tan divididos como país que perdimos el norte y de paso, estamos tan acostumbrados a tener líderes paternalistas que nos quedamos sin saber qué hacer cuando suceden imprevistos y desastres. Aprendimos con los terremotos, Tsunamis y de las cada vez más frecuentes catástrofes que suceden en nuestro país que ya no es tolerable seguir siendo ciudadanos pasivos y tardíamente reactivos, DEBEMOS crecer y pasar de una cultura  acusete y “mamona”,  a la adultez y madurez de un país que aprende una vez más del dolor, que lo supera pero no olvida. No podemos meter bajo la alfombra los temas importantes que deben ser resueltos y la palabra PREVENCIÓN, DEBE SER PRIORIDAD.

Bachelet NO debe renunciar y dejar todo a medio camino, con mayor razón debe continuar, nadie mejor que ella sabe lo que es sufrir las consecuencias de un país descontento, ella lo está pagando. Nosotros, los ciudadanos, el estado, aprendimos que es prioridad ser más ORGANIZADOS y PREVENIR.

Chile debe perder el temor a la creatividad, a las ideas e iniciativas que aporten al su desarrollo. Ya nos no lo dejó claro ese señor que dijo que “el Supertanker no servía”, esa mirada negativa es la que debemos cambatir y erradicar. Bienvenidos sean todos los aviones y gracias a todas las personas que aportaron para costearlos, a los gobiernos extranjeros que han dado clase de solidaridad y amistad, a los bomberos que definitivamente son héroes y a todos aquellos que no han cesado en combatir el fuego y salvar vida. Me importa un carajo de que partido político venga la ayuda o si es empresario/a. Simplemente, ¡MUCHAS GRACIAS POR AYUDAR EN ESTA TRAGEDIA NACIONAL!!!

Presidenta Michelle Bachelet, pese a que usted no es la canción que me gusta cantar, le aconsejo que no renuncie, eso no es bueno para el país. Haga su pega y ojalá se pueda rodear de personas que trabajen a conciencia por Chile, aunque parece que está difícil ubicarlas, pero confiemos en que encontrará la forma de salir adelante. Usted le debe eso a Chile, y recuerde que es ¡mujer y chilena! Doble mérito entonces.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *