EL PREMIO A LA ESTUPIDEZ: ¡BRAVO ALEJANDRA!

¡EL PREMIO A LA ESTUPIDEZ!  ¡BRAVO ALEJANDRA!

¡¡Bravo Alejandra!! Fuiste elegida entre los seres que han realizado las declaraciones más nazistas del último tiempo en nuestro país.

En este caso y dada la brutalidad de las opiniones emitidas por la ex vocera de Chile Vamos, respecto de la homosexualidad y otros temas, es que me dirijo a ella como ciudadana, como mujer y principalmente en mi calidad de psicóloga, para sugerirle un tratamiento psicológico de urgencia, con el propósito de indagar profusamente en su evidente homofobia, así como en otros varios aspectos latentes de su personalidad y que por ética profesional  me reservo ya que los diagnósticos públicos no son parte de mi repertorio y considero deben ser siempre respetados y realizados en la privacidad de la consulta.

Sin embargo y por responsabilidad social, le reitero la importancia de que usted se realice lo antes posible este tratamiento.

Gente como usted, no aporta. Gente como usted, es el claro ejemplo de la ignorancia. Gente como usted, es un insulto a la inteligencia, al sentido común y al bien social. Gente como usted, es digna de lástima.

Hay variadas teorías y estudios científicos que explican la génesis del pensamiento de gente como usted y de muchos otros que comulgan con su “visión”. Generalmente, se les adjudica a trastornos de personalidad y otros asociados. En su caso y leyendo sus múltiples declaraciones, creo que simplemente es una infeliz (ver RAE). La amargura y rigidez mental, es propia de entes que no han logrado evolucionar. Como mujer le digo, permítase el tiempo de crecer como ser humano y como decía Carl Rogers, de “convertirse en persona” ya que con el tipo de declaraciones que usted ha dado, lo único que evidencia es lo miserable de su ser.

En pocas palabras y si le queda algo de sentido común y de humanidad, pida disculpas. Usted profesa una religión que todo lo perdona, que pone la otra mejilla, que es un ejemplo de tolerancia, amor y paz, entonces atina Alejandra, atina y  busca en lo más profundo de tu corazón, la raíz de tanta amargura.

Sé feliz, infeliz.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *