MUERE AGUSTÍN EDWARDS: EL FINAL DE UN MANIPULADOR FARSANTE

Para algunos empresarios y periodistas “corneteros” la muerte Agustín Edwards va a ser una fecha triste en sus limitadas y codiciosas vidas, pero para quienes siempre hemos estado en contra de su medio de comunicación “farsante y corrupto”, El Mercurio, su reciente muerte es una noticia que nos llena de regocijo, entendiendo que desde ahora en adelante ninguno de sus vástagos o consultores conservadores y fascistas van a ser capaces de seguir replicando la intrincada y destructiva obra propagandística manipuladora de su desaparecido antecesor.

Hablar de Edwards en la actualidad resultaba polémico, ya que este sujeto era tan odiado por los periodistas que en su momento fue expulsado del gremio, acusado de transformar su diario en una máquina de propaganda para la dictadura de Pinochet y cómplice activo de sus operaciones comunicacionales de terrorismo, muchas de las que fueron manipuladas y creadas personalmente por él.

Recordemos que antes del golpe militar, Edwards y su Mercurio fueron pagados directamente por la CIA, con publicidades de productos y servicios que ni siquiera estaban presentes en nuestro país, con el único fin de desestabilizar el gobierno de Salvador Allende hasta precipitar el golpe militar que el mismo pseudo periodista se esforzó en promover, enriqueciéndose a través de la sangre derramada por miles de compatriotas que pensaban distinto a él y que al final de cuentas utilizó para su beneficio propio.

Edwards no debería ser enterrado en Chile, sino que, en el campo de los caídos perteneciente a la CIA, junto a su verdadera bandera que fue la Estado Unidense.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *