OTRO BOTÍN DE GUERRA MÁS: PREMIO AL GENOCIDIO PINOCHETISTA

A partir del 10 de diciembre de 2006, tras la muerte de Augusto Pinochet, su mujer Lucía Hiriart quedó como única beneficiaria de su pensión, correspondiente a la jubilación del dictador como Comandante en Jefe del Ejército, que llega a los $3,1 millones, pagada por la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (CAPREDENA).

Hoy sabemos con detalle que el descaro y la sinvergüenzura de esta familia criminal, protegida por políticos de derecha y la ex concertación, no tiene límites, entendiendo que además de asegurar una pensión millonaria, se quedaron también con los millones que robó el dictador directamente al estado, y que hoy se mantienen escondidos secretamente en paraísos fiscales y diluidos en inversiones hechas con “palos blancos leales a la dictadura”, así como los millones de dólares que hasta hoy gana el yerno de dictador, Julio Ponce Lerou a través de SQM, sin contar el grosero y desconsiderado  traspaso de cientos de propiedades públicas destinadas a “Cema Chile”, que hasta hace algunos meses se vendían a precios inflados por parte de la familia del general.

Este es el premio que le brindaron al genocida dictador Augusto Pinochet los presidentes Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Sebastián Piñera y Michelle Bachelet, un grupo de mandatarios que va a pasar la historia por sus caracteres corruptos y mantener la impunidad de la dictadura en democracia.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *