EL PELIGROSO CARTEL EMPRESARIAL CHILENO

Que hoy aparezca el actual presidente de la SOFOFA, Hermann von Mühlenbrock, denunciando que su oficina esta intervenida con micrófonos, con la intención de controlar sus conversaciones y enterarse de sus decisiones, no debería impresionarnos ya que el modus operandi gansteril que tiene el gremio empresarial en la actualidad, no solo da para espionajes sino que para una serie de ilícitos como  colusión, coimas a partidos políticos (y sus dirigentes), intervención de las leyes, aprovechamiento de los trabajadores e intervención de sindicatos y compra de leyes y justicia a la medida.

Hoy podemos observar con claridad como el empresariado chileno, al tener el control absoluto de las instituciones públicas, ha generado un ambiente de corrupción, impunidad y desconfianza a nivel nacional, desviado con esta actitud de “patrón de fundo” su objetivo esencial de ser un aporte para la sociedad chilena en un ”poderoso cartel”,  constituido por un pequeño grupo de mentes mafiosas, que dominan dictatorialmente al resto del gremio y que actúa con total impunidad por sobre el estado chileno.

Detrás del espionaje siempre hay razones de ambición desmedida, de ilegalidad absoluta, que resultan extremadamente amenazante no solo para quien es intervenido sino también para quien tiene la osadía y la voluntad de “intervenir ocultamente al resto”, acción fuera de la ley que resulta también “peligrosa” para el resto de las instituciones públicas y privadas que, en vista de los hechos, deberían tomar medidas de seguridad y autoprotección de su privacidad.

About The Author

Posts recientes

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *